Los procesos de enseñanza-aprendizaje de la lengua inglesa en una escuela siempre son uno de los elementos clave en la definición del proyecto educativo de un centro escolar. Además, la priorización por el dominio de una segunda o tercera lengua es, en muchas ocasiones, un desencadenante para muchas familias a la hora de escoger el centro para sus hijos e hijas. Por ello, la práctica educativa que a continuación se presenta está centrada en los grupos interactivos de lengua inglesa, una actuación educativa de éxito.

La escuela Casablanca es un centro educativo de dos líneas situado en Sant Boi de Llobregat. Esta escuela suma 5 años llevando a cabo actuaciones educativas de éxito y se constituyeron como comunidad de aprendizaje durante el curso 2019-2020. El centro se enmarca en un contexto socioeconómico de alta complejidad, contando con mucha diversidad. Esta diversidad es una gran oportunidad que permite enriquecer tanto el aprendizaje del alumnado como el del profesorado y las familias.

Los grupos interactivos se distribuyen en las franjas horarias de las tardes de martes a viernes, una tarde para cada nivel de ciclo superior. Se llevan a cabo por las tardes por tres razones muy concretas: en primer lugar, como método de ajuste para compensar la menor carga horaria de una lengua extranjera; en segundo lugar, por brindar un espacio a las familias más fácil de conciliar laboralmente; por último, para contar con la presencia de muchos exalumnos que piden venir a colaborar una vez acaban su jornada en el instituto.

El funcionamiento de los grupos siempre va focalizado en el trabajo más específico de las diferentes competencias del área. Se trabaja el writing (expresión escrita) mediante materiales propios y con actividades de Etwinning como escribir correos a los “penpal friends”. El listening (comprensión oral) a través de canciones, cuentos y audios. En cuanto al reading (comprensión lectora), se trabaja con adivinanzas, lecturas temáticas o diálogos. Por último, el speaking (expresión oral) suele ser reforzado con juegos de mesa, de memoria o dominós.

Si analizamos el impacto que han tenido los grupos interactivos, nos gustaría destacar dos datos del Consell Superior d’Avaluació de Catalunya en relación a las pruebas de competencias básicas de primaria que prueban una mejoría en la competencia lingüística del alumnado. Por un lado, en el 2018 superaban la prueba un 65-70% del alumnado. Sin embargo, más de un 80% del alumnado superó la misma prueba en 2022. Por otro lado, y centrándonos en la expresión escrita, en el 2018 menos de un 40% del alumnado se situaba en el nivel alto. Sin embargo, el tanto por ciento ha ido aumentando hasta llegar, en el 2022, a más de un 70%.

Como conclusión, los grupos interactivos basados en el aprendizaje dialógico favorecen la cooperación, la participación y el diálogo igualitario. Prácticas esenciales para la adquisición de las competencias necesarias para el éxito en la sociedad actual. Las interacciones entre los estudiantes con diferentes niveles benefician a todo el alumnado. Los que tienen un ritmo más rápido y ya han adquirido un aprendizaje lo refuerzan explicándolo a los que todavía no lo han hecho, y estos lo entienden mejor porque interaccionan con un lenguaje común entre iguales. Esto va en consonancia con los resultados de evidencias científicas que demostraron hace décadas que los agrupamientos homogéneos generaban desigualdades sociales y educativas así como efectos negativos en la autoestima del alumnado y sentimientos de inferioridad y vergüenza en los estudiantes postergados a grupos de nivel bajo. De esta forma, los grupos interactivos están demostrando que es a través de la inclusión y la heterogeneidad en las aulas como mejoran los aprendizajes de todo el alumnado y la convivencia.

[Artículo elaborado por Andrea Lluch, Alicia Moreno y Guillermo Mora, profesorado de la escuela Casablanca]

Por Guillermo Mora

Maestro de inglés de la escuela Casablanca en Sant Boi de Llobregat