El acoso escolar es un fenómeno relevante que no acepta experimentos u ocurrencias. Debemos conocer qué medidas han funcionado en la reducción de los conflictos en el ámbito educativo. Pese a que en las últimas semanas, a raíz de casos como el de las gemelas de Sallent, el acoso escolar ha vuelto a cobrar protagonismo en los medios de comunicación, debemos tener en cuenta que el bullying lleva presente en muchas de las aulas desde hace ya tiempo. Ante esta situación, a continuación, se explicarán brevemente algunas de las evidencias que han demostrado ser eficaces para superar el bullying

Vinculado con esto último es imprescindible, por lo tanto, resaltar la importancia de promover entornos libres de violencia desde edades tempranas. La evidencia científica ha reflejado que este clima de violencia cero previene la violencia a lo largo de la vida de los niños y niñas. Se debe tener en cuenta que, cuanto antes se intervenga frente a actitudes agresivas, existen más posibilidades de mejorar los comportamientos de los niños y niñas, tal y como han demostrado casos de éxito como vemos en el estudio sobre la escuela de primer ciclo de educación infantil de Cappont (Lleida, Cataluña).

En conclusión, me gustaría hacer referencia al título de este artículo, en el que se destaca la importancia de tener en cuenta las evidencias científicas de impacto social sobre la prevención y la superación del acoso escolar. En este artículo se explican cuatro de las evidencias que se han identificado en este sentido. Por lo tanto, debemos escuchar a las científicas y los científicos que han estudiado este fenómeno, porque la solución para acabar exitosamente con este problema social reside en aplicar las evidencias científicas de impacto social que ya han demostrado mejoras en la convivencia escolar.

[Este artículo ha sido redactado a partir de un hilo de Twitter que realicé para el #Sciencethon organizado por el proyecto financiado por la Comisión Europea ALLINTERACT (2020-2023). Las evidencias científicas compartidas en el artículo pueden encontrarse en la plataforma ciudadana Adhyayana de evidencias científicas en educación.]

[Foto de RODNAE Productions, pexels.com]

Por Aitor Alzaga

Estudiante de máster de Sociología: Transformación social e innovación, en la Universitat de Barcelona