Para muchos y muchas se acerca el inicio de curso y hay una cuestión que genera muchísimo debate: cómo conseguir que el patio sea un espacio divertido y seguro donde nadie lo pasa mal.

En la formación del profesorado y en los medios vemos frecuentemente iniciativas que promueven un aumento en la variedad y la accesibilidad de los juegos disponibles en los patios. Sin embargo, hay una cuestión de base que las comunidades educativas han de cuidar, y es el tipo de relaciones que se dan en esos patios, así como los procesos mediante los cuales se decide qué hacer en el tiempo de recreo.

Te invitamos a compartir el artículo de hoy con profesorado, familias y, sobre todo, alumnado. Muchas y muchos docentes han leído esta entrevista en clase con niños y niñas para propiciar un diálogo en el que se pongan en común los problemas que tienen y posibles soluciones:

¡Que tengas un día genial!