Tertulias dialógicas de películas: personas, películas y diálogos

Las películas de cine tienen un gran impacto en la sociedad cuando se trata de grandes obras, cuando son proyectos que cuentan con un impulso comercial potente o las dos cosas al mismo tiempo. 

En este periódico se han concretado un gran número de acciones que tienen el diálogo como elemento nuclear que aporta beneficios en muy diversos sentidos. Dialogar sobre obras literarias, arte, ciencia, música… como se ha demostrado en la investigación científica, aporta conocimiento, sentimientos, posibilidades de transformación y aprendizajes sociales divertidos, preventivos y profundos. Con todo este bagaje, aumentan las ocasiones de tomar decisiones que aporten mejoras a nuestras vidas y a nuestros entornos, porque esas interacciones se basan en diálogos ricos que influyen en nuestra forma de pensar y de actuar.

En esta línea, el cine, por su amplio abanico de opciones temáticas, supone una verdadera oportunidad para establecer diálogos que provocan los beneficios que se han planteado. Durante la pandemia se publicó en la revista PLOS ONE una investigación que demostró cómo estas actuaciones, las tertulias dialógicas de películas, generaron mejoras en diversos aspectos durante el confinamiento de la COVID19. 

  • En primer lugar, este estudio encontró beneficios en el bienestar personal de las participantes y en su manejo de la situación creada por el confinamiento
  • Por otro lado, promovió relaciones de compañía y de convivencia durante una época extremadamente complicada. 
  • En tercer lugar, aumentó las capacidades de creatividad y de motivación en el terreno profesional de las personas participantes. 
  • Por último, creó la apertura a diferentes perspectivas, ideas, realidades, lo cual provocó un progreso acentuado en la comprensión, en la argumentación  y el posicionamiento delante de múltiples aspectos de la vida, pero también en temas científicos, sociales y éticos.

Con estos datos, es sencillo transferir a cualquier tipo de entorno los beneficios que pueden tener los diálogos alrededor de lo que transmite una película. Las claves para su éxito, como en el resto de tertulias dialógicas, residen en las obras que se visualizan y en las interacciones de calidad que se generan durante el diálogo.

Películas como Arabian Nights, Doctor Zhivago, Casablanca, My Fair Lady, Lawrence de Arabia, Oliver Twist… aportan conocimientos por su valor cinematográfico, pero también por su contribución sobre situaciones y cuestiones históricas. Otros filmes más cercanos en el tiempo (La doctora de Brest, Ready Player One, The Imitation Game, Selma), documentales sobre temáticas específicas como, por ejemplo, la belleza, la inteligencia artificial, el nacimiento de la ópera, la neurociencia, pero también obras operísticas, conferencias de científicas, series históricas de calidad… Todas ellas son obras que sirvieron para obtener espacios de diálogo rico, divertido, profundo, reflexivo y de alto nivel intelectual. Cualquiera puede transferir esta actuación en familia, con amistades, en la universidad, el instituto o la escuela, en locales sociales abiertos a la ciudadanía, siempre y cuando cumpla con los requisitos de las tertulias dialógicas: obras de alta calidad, las mejores creaciones, y los principios del aprendizaje dialógico, que garantizan el diálogo igualitario. 

Esta forma de hablar de cine evita imposiciones sobre qué pensar y qué decir acerca de las obras elegidas. Supone un paso hacia el aumento de la democracia, un ejercicio libre para aumentar el conocimiento, y camina hacia las mejores relaciones con los mejores sentimientos. Sólo personas, películas y diálogos. 

The end

 

[Imágenes con licencia Creative Commons de Wikimedia y Flickr]

Por Josep Maria Canal

Maestro de educación especial y primaria. Profesor de la Universidad Internacional de Valencia. Sus líneas de investigación incluyen las Actuaciones Educativas de Éxito, la inclusión educativa, las Nuevas Masculinidades Alternativas y la socialización preventiva de la violencia de género.