leer en familia desde los cero años periódico educación

Sí, es un regalo para toda la vida.

A menudo los familiares, las maestras, educadores… explicamos cuentos a los niños y eso está muy bien, pero también es muy importante y a menudo olvidamos la importancia de leer en voz alta a los bebés, a las niñas y niños. Las evidencias científicas demuestran los importantes beneficios de leer en voz alta a los niños y niñas desde hace ya muchas décadas. Las dimensiones lingüísticas son distintas entre el lenguaje oral y el escrito: el léxico, la morfosintaxis, la semántica y la pragmàtica son diferentes. Hay que familiarizar y socializar a los niños y niñas con ese lenguaje escrito desde el nacimiento. 

Leer a los niños y niñas contribuye a mostrar que detrás de las letras hay palabras, texto, y por lo tanto invitan a descubrir el apasionante mundo de la lectura. De ahí la importancia de seleccionar desde el nacimiento lecturas que contribuyan al despertar intelectual y cultural del niño o la niña y que propicien su desarrollo cognitivo óptimo. Conocemos las tertulias dialógicas en jardines de infancia, en las que los maestros y familiares leen las historias de Ulises a los niños y niñas que, aun no pudiendo leer, escuchan con atención y entusiasmo los textos que les leen. Es importante que la persona adulta lectora sea capaz de apasionarse y que a través de la entonación logre contagiar el interés y despertar la curiosidad del bebé. Pronto, esa lectura permitirá una interacción dialógica que se irá desarrollando a medida que el lenguaje oral del niño o la niña vaya evolucionando. 

La evidencia científica demuestra que la lectura dialógica, que incluye tanto la lectura en voz alta como sus diálogos, desde las primeras edades tiene un impacto positivo en el futuro dominio de la lectura y escritura. Como sabemos, estos son dos aspectos claves para una buena trayectoria escolar y para el éxito educativo. Al igual que los niños y niñas precisan desde el nacimiento del habla del adulto para poder desarrollar el lenguaje oral, precisarán también de la lectura en voz alta para desarrollar habilidades vinculadas a la lectura y a la escritura. Vygotski ya afirmaba que para el aprendizaje de la lectura y la escritura es necesario que las letras se conviertan en elementos corrientes de la vida de los niños, al igual que lo es el lenguaje.
En estas fechas, es bueno recordar que sentarnos al lado de los pequeños de la casa y leerles buenas historias es uno de los mejores regalos que podemos hacerles; es para toda la vida.

Por Elisenda Giner

Doctora en Educación. Profesora en la Universitat de Barcelona. Profesora de ciclos formativos. Educadora Social