Más allá de su mayor o menor calidad como evaluación, los resultados en PISA han preocupado a las ciudadanías, profesionales y gobiernos de los países europeos. Cada vez se tiene más claro que la única forma de superar esa situación es aportar evidencias científicas de impacto social, tarea en la que ha sido precursor a nivel mundial el Centro de Investigación en Excelencia para Todas y Todos (por sus siglas en inglés, CREA). Ya su estudio INCLUD-ED fue el único de ciencias sociales y humanidades incluido en la lista de la CE (Comisión Europea) de diez investigaciones científicas europeas de éxito.

Al buscar actuaciones educativas que estén logrando el éxito en distintos contextos europeos se encuentra que casi todas ellas son las denominadas actuaciones educativas de éxito investigadas por INCLUD-ED. Este lunes 18 de diciembre, se ha comunicado la aprobación, con cerca de tres millones de euros, de la investigación REVERS-ED. Ahora el objetivo es analizar los resultados de esas actuaciones educativas de éxito y aportar evidencias científicas de impacto social para su recreación en muy diferentes contextos y el desarrollo de políticas que las promuevan. El estudio es sobre todos los países europeos con un equipo en el que participan partners de once de ellos.

El profesorado de educación infantil, primaria y secundaria dedica grandes esfuerzos a mejorar el derecho a la educación de su alumnado, pero esos esfuerzos no dan los resultados deseados porque con muy buena intención se dedican a implementar los bulos que reciben en la mayoría de formaciones que se les proponen. La aprobación de este proyecto es una gran esperanza y una gran noticia para todo el alumnado, profesionales, familiares y el conjunto de la sociedad.

[Imagen: Unsplash]

Por Garazi Lopez de Aguileta y Marta Soler

Garazi Lopez de Aguileta, PhD Candidate at the University of Wisconsin-Madison. Marta Soler, Doctora por la Universidad de Harvard. Expresidenta de la Asociación Europea de Sociología.