Un análisis de los programas “Head Start

La creciente evidencia científica respalda que la educación infantil (EI) es un recurso efectivo que reporta grandes beneficios para mejorar el aprendizaje y el desarrollo temprano de los niños y niñas, especialmente en los y las más vulnerables, pero que no se podrá obtener el máximo beneficio si no existe una asistencia regular a la escuela. 

Para comprender las consecuencias del absentismo y desarrollar soluciones efectivas para reducirlo, se requiere una comprensión más profunda de las barreras para la asistencia a la escuela y qué niños y niñas tienen más probabilidades de faltar a esta. La investigación “Why are children absent from preschool? A nationally representative analysis of Head Start programs“, publicada en ´Frontiers in education´, utiliza una muestra representativa a nivel nacional de los y las asistentes al Head Start (programa de EI del gobierno federal en los Estados Unidos cuyo objetivo es minimizar las disparidades en el rendimiento de los niños y niñas por razones socioeconómicas). En el estudio se encuentra que no hay una razón subyacente para el absentismo; más bien, hay una serie de factores que trascienden los contextos que contribuyen a los altos niveles de absentismo en los Estados Unidos. Aunque sí se destacan en la investigación algunas características que las escuelas y las aulas deben promover para que haya un menor absentismo escolar en EI como son: la cantidad y calidad de los servicios (transporte, comedor, salud…) que se brindan a las familias desde los centros escolares, la mayor seguridad y calidad educativa que las aulas ofrecen al alumnado y que es percibida por las familias como muy importante para el desarrollo de sus hijos e hijas y elementos de apoyo social. Es decir, que las escuelas y aulas faciliten las relaciones solidarias entre las familias y de estas con la escuela.

Reducir el absentismo en EI requiere un enfoque integral que involucre a toda la comunidad educativa, ya que los factores que dan forma a las ausencias en estas primeras etapas educativas son variados. Los hallazgos de esta investigación arrojan luz sobre las estrategias a nivel de centro escolar que están enfocadas en rebajar las ausencias como la calidad de los aprendizajes y de las relaciones sociales que se ofrecen en las aulas de EI. Estas evidencias coinciden con los impactos que la síntesis de investigación “A research synthesis of the impacts of successful educational actions on student outcomesobserva respecto a la reducción del absentismo como resultado positivo relacionado con la participación de la comunidad en las escuelas que implementan actuaciones educativas de éxito y se transforman en comunidades de aprendizaje. Estos hallazgos abren caminos seguros para abordar este problema y conseguir que más niños y niñas puedan obtener los beneficios potenciales de la asistencia a la EI.

[Este artículo se publicó por primera vez en DF Diario Feminista, el 1 de enero de 2023]
[Imagen: Freepik]

Por Vanessa Monar

Maestra de educación infantil y primaria. Máster en necesidades educativas y atención temprana