Como cada año, la Asociación Multidisciplinar de Investigación Educativa (AMIE) celebra el XI Congreso Multidisciplinar de Investigación Educativa (CIMIE), un congreso que nace con el ánimo de superar las limitaciones que el sistema feudal universitario del que veníamos había impuesto. A lo largo de toda su trayectoria, el congreso ha contribuido abordando la mejora de la educación desde un punto de vista interdisciplinar, a través del diálogo igualitario entre personas investigadoras, docentes y estudiantes, mejorando la situación de precariedad del profesorado universitario fomentando su participación en investigaciones de impacto social y trabajando para asegurar el derecho a la mejor educación para todas las personas por igual.

Este año el CIMIE se celebra los días 6 y 7 de julio en la ciudad de Santander y, como cada año, las diferentes comunicaciones, los paneles y espacios de diálogo  acercan el conocimiento existente sobre diferentes áreas y temas a todas las personas asistentes, tanto en formato presencial como online. Al mismo tiempo, se han creado las condiciones ideales para trasladar este conocimiento al ámbito personal, social y laboral, a través de relaciones igualitarias basadas en la ayuda y la solidaridad. De este modo, muchas personas investigadoras (más de 700 personas, de 17 países) podrán transferir el conocimiento compartido (más de 300 comunicaciones) a sus trabajos de investigación, consiguiendo así un impacto social en escuelas, institutos y universidades.

Cabe destacar la conferencia inaugural de Ramón Flecha, catedrático emérito de la Universitat de Barcelona, científico nº1 en Google Scholar en las categorías impacto social y violencia de género y nº8 en teoría sociológica, bajo el título “Las evidencias científicas que mejoran los resultados educativos”. En dicha conferencia, Ramón Flecha ha subrayado el derecho de las familias a conocer cuáles son las evidencias científicas de impacto social (ECIS) que mejoran los resultados y ha dado a conocer 7 criterios que nos ayudan a diferenciar bulos, evidencias científicas y ECIS en educación:  

  1. ¿Han mejorado los resultados educativos en las escuelas?
  2. ¿Las evidencias científicas son ECIS? ¿Han demostrado impacto social?
  3. ¿Las evidencias han demostrado su replicabilidad en los diferentes contextos?
  4. ¿Esas evidencias están avaladas científicamente? ¿Están publicadas en las principales revistas científicas?
  5. ¿Las personas que explican estas evidencias lo hacen con rigurosidad o las deforman con su “creatividad”?
  6. ¿Siguen los criterios éticos de la ciencia?
  7. ¿Qué dicen al respecto las plataformas científicas ciudadanas como Sappho y  Adhyayana?

CIMIE, como cada año, nos ofrece un espacio de libertad y de diálogo, que aporta conocimiento científico de forma democrática en base a evidencias científicas con un firme compromiso ético por la mejora educativa. Se trata de un oasis, donde además podemos escuchar ideas tan revolucionarias como las que Ramón Flecha nos ha aportado hoy, acerca del diálogo como la clave para eliminar la violencia y de cómo la creación de relaciones humanas basadas en la bondad, la verdad y la belleza nos acerca a la consecución de nuestros sueños.

Por Blanca Febré

Profesora en educación secundaria