clásicos de la literatura en Periódico Educación

Han pasado más de 40 años desde que Ramón Flecha creara las tertulias literarias dialógicas. Desde entonces se han realizado en más de mil y un lugares, y la cifra no deja de crecer. Se ha investigado ampliamente su influencia, en contextos diversos y con participantes de perfiles muy variados, y todas las investigaciones que se han realizado hasta ahora han demostrado que las tertulias literarias dialógicas son muy beneficiosas.

Las tertulias literarias dialógicas se realizan con los mejores libros de la literatura universal. ¿Cómo podemos distinguir cuáles son los mejores libros? Cuando existe consenso a la hora de definir un libro como uno de los mejores que se ha escrito nunca, cuando no hay dudas sobre ello, es entonces  cuando podemos concluir que tenemos entre manos uno de los mejores libros. Por ejemplo, entre las personas que han leído Crimen y castigo no hay dudas de que esa novela es uno de los mejores libros que se han escrito nunca. En cambio, cuando en vez de basarse en este criterio es el profesorado el que elige según su propio criterio qué libro debe leer el alumnado, ¿qué criterios condicionan esta decisión? ¿Se priorizan las tendencias del mercado? ¿Se tienen en cuenta amplios consensos sobre las mejores obras? ¿Hasta qué punto influye qué libros ha leído y cuáles no la persona que decide qué libros leerá el alumnado?

En las tertulias literarias dialógicas se utilizan los mejores libros. Las razones son numerosas. Estas son algunas de ellas:

  1. Las investigaciones se han realizado con los mejores libros. Son esas las condiciones en las que se garantizan los mejores resultados. Si alguien decide no utilizar los mejores libros, es libre de hacerlo, pero debe ser consciente de que de esta manera no hará tertulias literarias dialógicas, ni tendrá el aval de la investigación. Cuando tomamos un medicamento, nos parece impensable cambiar algún componente. Lo mismo ocurre con las tertulias literarias dialógicas. La investigación ha demostrado que las tertulias literarias dialógicas fomentan con éxito las competencias lingüísticas y comunicativas, crean relaciones de respeto y acompañamiento, fomentan la solidaridad y el sentido de comunidad y contribuyen a mejorar el bienestar emocional, el autoconcepto y la autoestima de las personas participantes. Pero, claro, esto ocurre cuando lo que se hace es una tertulia literaria dialógica, sin manipular los ingredientes, como ocurre con los medicamentos.
  2. La actividad neuronal que producen en el cerebro es enorme. Por ejemplo, la investigación ha demostrado que leer a Shakespeare crea una especie de tormenta en el cerebro.
  3. Leer los mejores libros ayuda mucho a saber y entender lo que piensan los demás. Son de gran ayuda para entender mejor el mundo. Podemos conocer de primera mano y a fondo numerosas personas y situaciones que de otra manera no conoceríamos. La investigación ha demostrado que la lectura de la mejor literatura fomenta la teoría de la mente (theory of mind). Es uno de los rasgos más característicos de los seres humanos. Gracias a esta habilidad somos capaces de saber lo que piensan y sienten otras personas. Es una habilidad que nos ayuda a descifrar la mente de las otras personas. Es fundamental para mantener buenas relaciones sociales.
  4. Es una forma de distribuir la riqueza. Los seres humanos hemos ido acumulando a lo largo de la historia, poco a poco, diversas riquezas, y es de justicia poner esos tesoros al alcance de toda la gente. Si ocultáramos los mejores libros a nuestro alumnado, también les negaríamos un derecho humano fundamental: el artículo 27 de la declaración universal de los derechos humanos establece claramente que toda persona tiene derecho a disfrutar de las obras de arte. ¿Dónde tienen la inmensa mayoría de las personas la posibilidad de ejercer ese derecho? Es posible que para muchas personas la escuela sea la única opción.
  5. Todas y todos tenemos la capacidad de disfrutar de los mejores libros. No es cierto que los mejores libros sean solo para cierto tipo de personas. La investigación ha demostrado que, cuando creamos los contextos adecuados, todo tipo de persona puede disfrutar con los mejores libros. Quien diga lo contrario, seguramente no ha leído los mejores libros. Si no, sabría que los temas que los mejores libros plantean son los temas más importantes de la vida, que reflejan las emociones y conflictos que se producen hoy en día entre las personas, que reflejan la realidad, y que estas cosas interesan mucho a todo el mundo. Así pues, si no es desde el sexismo, el clasismo o el racismo, difícilmente se puede negar que todo tipo de persona puede disfrutar de los mejores libros.
  6. Porque permiten conocer la literatura de numerosos países del mundo. Muchos de los mejores libros son occidentales, pero quien conoce la literatura de países no occidentales sabe que los mejores libros, además de en Occidente, también han sido escritos en los países árabes, en la India y en China, por citar algunos ejemplos. Que haya occidentales que no conozcan esos libros no significa que esos libros no existan y que no haya que clasificarlos entre los mejores.
  7. Es una condición indispensable para crear contextos en los que surjan excelentes escritoras y escritores. Muchas de las personas que escribieron los mejores libros tienen perfiles determinados (en muchos casos son hombres, de altas capas sociales, y de etnias poderosas). ¿Por qué? Porque vivieron en las condiciones más propicias para convertirse en personas que pudieron escribir libros excelentes. La investigación ha demostrado que la lectura de los mejores libros es fundamental para convertirse en una persona que sea capaz de escribir textos de alto nivel. Si nosotros ahora negamos aquí esos contextos propicios a nuestro alumnado, en el futuro nuestro alumnado tampoco podrá conseguir lo que otras personas sí tendrán a su alcance. A lo largo de la historia ha sido muy habitual: se ha negado el acceso a la cultura más prestigiosa a las mujeres, a las personas de clase social más baja y a las etnias marginadas. Nosotros tenemos ahora la oportunidad de superar esta injusticia en nuestros centros educativos.

Este artículo fue publicado por primera vez en Kaiera, el 27 de septiembre de 2022.

[Imágenes con licencia Creative Commons de Iberlibro, Pinterest y Casa del libro]

Por Harkaitz Zubiri

Profesor de la Universidad del País Vasco. Sus líneas de investigación incluyen la superación de las desigualdades en educación, especialmente en aprendizaje de segundas lenguas, la superación de la violencia de género y las masculinidades.